Las ventajas del bilingüismo

Hace años que en el estudio del bilingüismo se está demostrando que es beneficioso para los niños, y aquellas investigaciones que veían efectos perniciosos en el desarrollo, frecuentemente marcadas por sesgos ideológicos que les restaban objetividad, van siendo descartadas.

Varias investigaciones presentadas en Washington, en el contexto de una jornada de la Sociedad Americana para el Avance de la Ciencia sobre “¿Qué nos dice el bilingüismo sobre nuestro cerebro?”, confirman que aprender dos lenguas no crea confusión en el cerebro, ni en el caso de los niños.

Incluso, como hemos visto los bebés son bilingües desde el vientre materno, capaces de discernir lenguas distintas, lo cual permite que su cerebro crezca y evolucione haciendo esta distinción.

En uno de los estudios presentados, realizado por expertos de la Universidad de Granada, tras medir el tiempo de respuesta y actividad cerebral ante una pregunta en el caso de bilingües adultos, observaron que son capaces de activar dos idiomas al mismo tiempo, incluso en situaciones en las que sólo necesitan uno.

Concluyen que el blingüismo no sólo mejora la atención sino que también es entrena la memoria de estas personas, como si fuese una especie de ‘gimnasia mental’.

Bilingüismo en los bebés

Más sorprendente es el hallazgo de otra investigadora de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. En sus trabajos con varios bebés de cuatro, seis y ocho meses, criados en hogares donde se hablaba indistintamente el catalán o el castellano, detectó que los pequeños bilingües son inculso capaces de discernir entre dos idiomas que no conocen.

A los pequeños se les pusieron varios vídeos sin sonido en los que aparecían personas hablando en inglés o francés (dos idiomas desconocidos en el hogar de los bebés). Incluso aunque nunca habían escuchado dichas lenguas, los investigadores aseguran que los niños fueron capaces de distinguirlas únicamente por las expresiones faciales de quienes aparecían en el vídeo.

Una evidencia, a su juicio, de que el bilingüismo amplia la capacidad perceptiva del cerebro, o también que no “da oído” para las lenguas. No se trata de ser más inteligentes, sino de funcionar de otra manera. Los hallazgos muestran que las personas bilingües son, personas ‘multitarea’, capaces de procesar varias tareas al mismo tiempo y despreciar rápidamente la información irrelevante que percibe su cerebro.

Ventajas a largo plazo

Un reciente estudio sobre bilingüismo publicado en la revista ‘Neurology’ por Elen Byalistok (de Toronto) mostró que usar dos lenguas cada día conseguía retrasar una media de cuatro años la aparición de Alzheimer.

Y aunque las mayores ventajas se observaron en las personas que usaban ambas lenguas a diario, la investigadora canadiense destaca que incluso practicar en verano esa segunda lengua aprendida en el colegio puede ser beneficioso contra la demencia.

Cambiar de un idioma a otro es un estímulo para el cerebro, de manera que éste se fabrica una especie de ‘reserva cognitiva’. Su siguiente paso va a ser comprobar si, además de una mejora cognitiva, el bilingüismo también provoca cambios físicos en la estructura del cerebro.

Mientras continúan los estudios sobre el tema, parece claro que el bilingüismo sólo reporta ventajas ya desde la infancia, aunque recordemos que no es lo mismo ser bilingüe, cuando una lengua se adquiere, que aprender una lengua cuando crecemos o “chapurrear” palabras en un idioma extraño ocasionalmente viendo dibujos animados.

Vía | El Mundo
Foto | jinglejammer en Flickr
En Bebés y más | Los niños bilingües son más flexibles para aprender, Los niños bilingües son más comunicativos, Bilingüismo, beneficioso para los niños, El niño bilingüe, Cultura quiere dibujos animados en versión original

Comentar

Sin comentarios