Si tienes este modelo de saco de dormir infantil comprado en Decathlon, debes dejar de usarlo de inmediato

Si tienes este modelo de saco de dormir infantil comprado en Decathlon, debes dejar de usarlo de inmediato

Publicidad

La empresa Decathlon acaba de lanzar una alerta sobre el saco de dormir infantil de la marca Quechua y modelo Forclaz 10º Junior, puesto a la venta entre el 1 de enero del 2014 y el 30 de noviembre del 2017.

La compañía ha detectado que el cordón de la capucha del saco podría enrollarse de forma accidental en el cuello del niño, por lo que insta a las personas que lo hayan comprado a que lo devuelvan o corten el cordón para poder usarlo con seguridad.

La empresa ha puesto en marcha un protocolo de seguridad y tras dar el aviso a través de su página web, ofrece a los clientes que lo hayan adquirido tres soluciones posibles:

  • cortar el cordón de la capucha siguiendo las instrucciones de un vídeo publicado en su página,

  • llevarlo a una tienda Decathlon para que el personal repare el producto,

  • devolverlo en una tienda Decathlon y recuperar el dinero.

Saco De Dormir

"En el marco de nuestros procedimientos de seguridad, y estando siempre a la escucha de nuestros clientes, los equipos de la marca QUECHUA han constatado que el producto no alcanza el nivel de seguridad deseado. Hemos detectado que, en unos pocos casos, el cordón de la capucha del saco de dormir podría enrollarse alrededor del cuello del niño, pudiendo causar un accidente" - ha declarado la compañía.

Este saco de dormir, que ha podido adquirise en las tiendas Decathlon entre el 1 de enero del 2014 y el 30 de noviembre del 2017 en la sección "Accesorios para cámping", se ha comercializado en cuatro colores: rojo, naranja, azul y verde.

Requisitos a tener en cuenta antes de comprar prendas, juguetes y otros productos para niños

Aunque tenemos órganos que velan por la seguridad del consumidor, así como empresas comprometidas que dan la voz de alarma en cuanto detectan algún posible fallo, debemos prestar especial atención cuando adquirimos productos dirigidos a los niños, ya sean artículos de puericultura, juguetes, ropa y calzado, mobiliario o cualquier otros producto que vayan a utilizar.

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) nos alerta a través de su página web de numerosos productos, alimentos, juguetes, prendas y otros accesorios peligrosos, tanto para los niños como para los adultos. Las alertas abarcan productos nacionales, internacionales o comercializados en la Unión Europea.

En el caso de productos dirigidos a los niños, AECOSAN nos informa de aquellos que no cumplen la normativa ni los requisitos, y que pueden ocasionar, entre otras, lesiones como:

  • Estrangulamiento debido a la presencia de cordones, -como en el caso del saco de dormir de Decathlon-, de cuerdas en el cuello de las prendas, cordones de una mayor longitud de la permitida o lazos y cinturones que incumplan la normativa.

  • Riesgo de asfixia que supone la presencia de botones, lentejuelas, cremalleras o cualquier otro elemento decorativo en las prendas de ropa, que el niño pueda desprender fácilmente y llevarse a la boca.

En el caso de juguetes, por ejemplo, estaríamos hablando de ventosas o piezas pequeñas que se separan del juguete con facilidad, así como de pilas a las que el niño tenga fácil acceso.

  • Riego de intoxicación por una mayor presencia de la permitida de sustancias químicas como los ftalatos.

El Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid también nos da las claves a la hora de comprar de forma segura, así como aspectos a tener en cuenta según el tipo de producto que vayamos a adquirir.

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio