Ser un padre igualitario, involucrado y con apego es todo ventajas: lo dice la ciencia

Ser un padre igualitario, involucrado y con apego es todo ventajas: lo dice la ciencia

Publicidad

El 19 de Marzo se celebra en España el Día del Padre, así que hoy nos vamos a centrar en Ellos, los papis. Si bien es cierto que cada vez hay más corresponsabilidad, más padres involucrados totalmente, a pesar de que cada vez se es más equipo de cara a la crianza de los hijos, aún nos queda, a todos, mucho camino por recorrer. Citaremos algunos estudios científicos que corroboran los beneficios que tiene una paternidad implicada tanto para los hijos como para los padres y la pareja.

Nota previa: los estudios que citaré a lo largo de este post reflejan los beneficios de una paternidad involucrada frente a situaciones en las que el padre está presente, pero no involucrado, es decir, no participa activamente en todos los componentes de la crianza del hijo.

Beneficios para los hijos

Una paternidad involucrada y compartida, en la que el padre es activo en juego, cuidados, educación, en la que se muestra implicado emocionalmente, ha demostrado reportar numerosos beneficios para los niños en comparación con padres presentes pero no involucrados, tal y como se recoge en una revisión exhaustiva realizada por la Universidad de Guelph. Os dejo algunos de ellos, aunque hay muchos más:

  • Lenguaje: mayor nivel de vocabulario, producciones más largas.
  • Mejores resultados académicos, mejor ajuste escolar.
  • Mejor afrontamiento del estrés y una mejor tolerancia a la frustación.
  • Los niños manifiestan una mayor felicidad.
  • Mayor percepción de competencia social, más iniciativa en interacciones sociales y más seguridad.
  • Mejor ajuste psicológico general.

Por otra parte, un estudio realizado por la Universidad de Oxford concluye que los hijos de padres que se sienten seguros como tales y que muestran emociones positivas hacia ese rol, tienen menos posibilidades de desarrollar problemas de conducta durante la preadolescencia.

A su vez, la interacción positiva entre padres e hijos, el estar involucrados a nivel emocional tanto con ellos como con las parejas (y el buen clima familiar en general) favorece el ajuste psicosocial de los peques cuando entran en la adolescencia, según un estudio realizado por la Universidad de Valencia.

Padre apego

La paternidad igualitaria, implicada y consciente también tiene ventajas para los hombres

En un informe realizado por Men Care (para una campaña en la que han colaborado instituciones como Save the children) se indica que la paternidad con apego reporta numerosos beneficios para los padres:

  • Emocionales: Según indican en este informe, “los padres que se apegan de forma más positiva a sus hijos e hijas afirman que esta relación es una de las razones más importantes de su bienestar y felicidad.” Así mismo señalan que los padres con este tipo de relaciones dicen sentirse más felices que los que no la tienen.
  • Salud y hábitos saludables: citando el informe de Men Care, “Algunos estudios señalan que los padres que tienen una relación estrecha y sin violencia con sus hijos e hijas viven más, padecen menos problemas de salud mental o física, y tienen menos tendencia a abusar de las drogas”
  • Más productivos: los padres implicados e igualitarios son más productivos en sus trabajos que los padres que no dicen tener este tipo de relación con sus hijos.

Por otra parte, un estudio realizado por la Universidad de Illinois indica que los padres involocurados poseen más herramientas sociales y mayor confianza en sí mismos.

Pareja beneficios

Beneficios para la pareja

Una paternidad igualitaria, compartida y consciente, también reporta, obviamente, beneficios para la pareja como unidad: mejor relación, más nivel de satisfacción, menos tasa de conflicto... Por ejemplo, un estudio realizado por la Univerdad de Pennsylvania determina que la coparentalidad favorece un mejor ajuste de la pareja ante paternidad.

Lo que haga cada miembro de la pareja afectará a la conducta del otro, a cómo viva la experiencia de la paternidad. Un estudio realizado por la Universidad de Illinois destaca que el nivel de involucración de la madre y del padre se retroalimentan, dependen el uno del otro.

A su vez, un estudio de la Universidad de Ottawa determina que la percepción de competencia ante la paternidad de ambos miembros aumenta en la medida que el otro se siente capaz para dicha tarea, es decir, cuanto más seguro esté uno, más lo estará el otro, lo que reducirá inseguridades y por tanto favorecerá la toma de decisiones, un menor estrés, etc. Si lo que buscamos es el bienestar de nuestros hijos, mejor hacer equipo.

Existe una correlación positiva entre el papel activo de los padres en la crianza de los hijos y la calidad de la relación de pareja: Algunos factores que se relacionan con un mayor bienestar de la pareja son, por ejemplo:

  • El nivel de involucración del padre en los cuidados y responsabilidades relacionados con el hijo, como señala un estudio de la Univeridad de Ottawa
  • La calidad de la relación entre padre e hijo/s (estudio realizado por la Universidad de Minnesotta)
  • La satisfacción del padre en su rol paternal y su competencia como padre.

Y por último, un estudio (recogido en un libro: How fathers care for the next generation: A four-decade study.) de la Universidad de Harvard, demuestra que las relaciones en las que el padre está involucrado en la crianza de los hijos duran más.

Como padres, la conducta que desarrolléis influirá sí o sí en vuestros hijos, sea esta positiva o negativa (o incluso inexistente), dejará huella en ellos, tendrá un impacto en vuestras parejas y, como hemos visto, en vosotros mismos. La paternidad en realidad es mucho, mucho, más que una simple cuestión mecánica, es más que proveer y por supuesto es más que cambiar pañales: no te la pierdas, no dejes que se la pierda tu hijo. Feliz Día del Padre, chicos.

Fotos: Pexels.com

En Bebés y Más: Papá, coge tú también a tu bebé piel con piel siempre que puedas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio