Lou, el genial cortometraje de Pixar sobre el acoso escolar que nos invita a la reflexión

Lou, el genial cortometraje de Pixar sobre el acoso escolar que nos invita a la reflexión

Publicidad

Lou, es un corto de animación producido por Pixar que trata el tema del acoso escolar desde una perspectiva que invita a la reflexión: ¿qué lleva a un niño acosador a comportarse como tal con el resto de sus compañeros?

La cinta, que inicialmente nació para acompañar en cines a la película "Cars 3", ha estado nominada al Oscar al mejor cortometraje de animación y su potente mensaje llega a calar en el corazón de los espectadores. Porque el bullying no es cosa de niños y está en nuestras manos cambiar esta triste y alarmante realidad, educando a nuestros hijos en valores y en el respeto a los demás.

Un monstruo de objetos perdidos, que vive en la caja de un patio de colegio, es testigo día tras día de los abusos que comete un niño con sus compañeros. Pero lejos de quedarse de brazos cruzados, decide intervenir y dar al pequeño una valiosa lección.

El director del cortometraje, Dave Mullins, ha buscado con este maravilloso guión hacernos reflexionar sobre qué o cuáles pueden ser las vivencias que ha podido llegar a sufrir un niño acosador para llevarle a actuar de la misma forma con sus compañeros.

"Curiosamente, los matones a veces también se sienten invisibles, por lo que si puedes averiguar cuáles son sus motivaciones, tal vez se puedan solucionar muchas cosas" - ha explicado.

Educar en valores, clave para frenar el acoso escolar

Precisamente hace dos años publicábamos esta interesante entrevista con la psicóloga infantil Beatriz Cazurro sobre lo mismo que trata el corto de Pixar: ¿qué hay detrás de un niño acosador?

Beatriz nos comentaba entonces que aunque no hay un único perfil de "acosador", en muchos casos son niños que a su vez han sufrido maltrato en el colegio, en casa o en su barrio y que buscan llamar la atención con sus comportamientos. Entender ese pasado nos puede servir para ayudarle y evitar que siga acosando aunque, en ningún caso, para justificar sus acciones.

Es importante que los padres eduquemos a nuestros hijos en una correcta gestión emocional desde que son pequeños, para que aprendan a identificar sus emociones, sacarlas fuera y gestionarlas adecuadamente.

Porque detrás de un acosador que utiliza la intimidación y la violencia para someter a los demás, hay un niño que no tolera la frustración, no muestra empatía por los demás y sólo se siente bien en una situación de superioridad.

Por eso, desde casa debemos trabajar en poner límites a ciertos comportamientos, así como transmitirles desde el ejemplo, la escucha activa y la educación, valores esenciales como el amor a los demás, el respeto, la tolerancia y la empatía.

Además, es fundamental hacerles ver desde pequeños que todos nuestros actos tienen consecuencias y que a veces, éstas pueden afectar negativamente a otras personas, por lo que es imprescindible saber pedir perdón e intentar reparar el daño causado.

Y ya por último, el corto de Pixar nos hace ver que el bullying es un tema serio al que no hay que dar el espalda. En este caso, el monstruo Lou, testigo de lo ocurrido decide dar la cara y enfrentarse al niño acosador. Porque nuestro silencio nos hace cómplices de esta terrible lacra que entre todos debemos tratar de erradicar.

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio