El apoyo del personal sanitario es fundamental para que las madres inicien con confianza y seguridad la lactancia materna

El apoyo del personal sanitario es fundamental para que las madres inicien con confianza y seguridad la lactancia materna

Publicidad

Contar con profesionales sanitarios informados que aconsejen a las madres sobre lactancia materna y las apoyen en la toma de decisiones, favorece el éxito de la lactancia y potencia el desarrollo de la relación de apego entre la madre y el recién nacido.

Estas han sido las conclusiones del simposio sobre "lactancia materna en hospitales" organizado por la compañía Medela, y al que han acudido más de 200 profesionales relacionados con el ámbito de la salud.

La madre necesita apoyo con la lactancia desde el paritorio

La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé, y son incalculables los beneficios que le aporta tanto a corto como a largo plazo. Y aunque dar el pecho es un acto natural y para el que el bebé nace preparado, es fundamental que la madre cuente con una importante red de apoyo que le ofrezca seguridad e información ante posibles dudas y contratiempos que puedan surgir.

En este sentido, los médicos, enfermeras y matronas son quienes primero pueden tender la mano a la reciente mamá. Pero para ello deben estar debidamente informados, y poseer las habilidades de comunicación y empatía que se requieren en estos delicados y primeros momentos.

¿Qué pueden hacer los profesionales sanitarios para que la lactancia comience con buen pie?

El doctor Adolfo Gómez Papí, neonatólogo del Hospital Universitario Joan XIII de Tarragona, defendió durante el simposio este modelo de atención sanitaria, alegando que los profesionales de las unidades de maternidad deben centrar sus esfuerzos en la formación en lactancia, la empatía, la escucha activa y el refuerzo positivo.

Favorecer el contacto piel con piel

Piel Con Piel

El primer paso para comenzar con buen pie la lactancia materna, es favorecer el contacto temprano piel con piel entre madre y bebé. Y es que fomentar el apego de la madre con su recién nacido desde las primeras horas de vida, ayuda al establecimiento de la lactancia, ya que se libera una mayor cantidad de oxitocina al torrente sanguíneo provocando la subida de la leche.

Por eso es tan importante que médicos y matronas tomen conciencia de la importancia de no separar a la madre de su bebé, y ayuden a fomentar el contacto precoz entre ambos.

Escuchar y comprender a las madres

Para apoyar a las madres a abrazar la lactancia materna, los profesionales sanitarios deben tener en cuenta los múltiples cambios que experimenta el cuerpo de la mujer tras dar a luz, así como los cambios emocionales que viven, y que pueden provocarles una mayor inseguridad.

Además, suele ser frecuente que durante los primeros días las madres se enfrenten a las falsas expectativas en cuanto a crianza y lactancia, y al juicio de terceras personas. Esta presión puede afectar a su confianza, por lo que es importante que el personal médico empatice con la reciente mamá, elogiando su modelo de crianza y aplaudiendo los pequeños pasos que da.

"Intentamos crear un clima de calidez y de confianza, les dedicamos todo el tiempo que necesitan, empatizamos con sus sentimientos, preocupaciones y dudas, alabamos todo lo que están haciendo bien, valoramos la toma al pecho y les hacemos sugerencias que contribuyen a resolver sus dudas" - argumenta el doctor Gómez Papi.

Ofrecer una consejería de lactancia personalizada

lactancia materna

También es importante que los médicos y enfermeras no se preocupen solamente del estado de salud del bebé y de la madre tras el parto, sino que presencien tomas de pecho para detectar posibles problemas, verificar o corregir la posición de lactancia, el agarre al pezón y la succión, y responder las dudas de las madres.

Así mismo, es importante conocer los diferentes protocolos que existen en función de las necesidades de cada recién nacido, y facilitar a las madres la comprensión del comportamiento de sus bebés.

Igualmente, hay bebés que requieren de una atención especial en lactancia, como ejemplo los prematuros tardíos con dificultades para mamar, los bebés con algún tipo de enfermedad o infección, o los recién nacidos con ictericia.

En el simposio organizado por Medela se habló también de los niños hiperdemandantes, que son aquellos bebés que requieren de contacto casi continuo con la madre, están más intranquilos y ante los cuales la labor de consejería en lactancia es esencial.

También existe otra categoría definida por el neonatólogo como "niños barracuda", que engloba a aquellos recién nacidos que son voraces en la toma de leche, y que maman sin pausa entre diez y 20 minutos, despertando casi siempre con hambre.

En resumen, la labor de asesoramiento a las madres por parte de los expertos, así como la formación en lactancia materna de los estudiantes de medicina, enfermería, psicología y nutrición, es fundamental para que la lactancia materna pueda comenzar con buen pie desde el hospital.

Fotos | iStock

Vía | Medela

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio