Una jugadora de balonmano da el pecho a su bebé en la cancha, una imagen preciosa y muy natural de conciliación

Una jugadora de balonmano da el pecho a su bebé en la cancha, una imagen preciosa y muy natural de conciliación

Publicidad

Ver a una deportista de élite alimentando a su bebé mientras compite sigue sorprendiendo, aunque a mamás recientes, como Irina, les siga pareciendo raro que llame la atención de la gente.

Irina juega en la Associació Lleidatana d'Handbol, club de balonmano de la División de Honor Plata (segunda división). Metió siete goles en el último partido celebrado el domingo, pero de lo que se habla es de la imagen compartida en las redes sociales donde se la ve dando el pecho a su hijo pequeño, de apenas dos meses y medio, en la misma cancha.

Está claro que es necesario normalizar la maternidad y lograr que sea posible conciliar vida deportiva y familia, sin las penalizaciones que ahora mismo sufren las mujeres deportistas.

Si hace solo unos días hablábamos de la británica Sophie Power, que amamantó a su bebé mientras corría una maratón, hoy la protagonista es Irina.

Esta mamá reciente de 29 años, jugadora en la Segunda División de Balonmano, durante el partido del pasado domingo, fue sorprendida dando el pecho a su bebé de apenas dos meses y medio, en el descanso.

Una difícil tarea: conciliar profesión y familia

La Asociación Dona Bàlafia, por la igualdad de la mujer, publicaba un tuit donde se veía a la jugadora de 29 años dando el pecho a su pequeño, con el mensaje de:

"Da gusto ver en el pabellón madres y niños compartiendo deporte al más alto nivel y maternidad. Se habla poco, y no solo en el entorno deportivo, sino en el profesional en general, y hay que normalizarlo".

Irina nació en Rumanía, aunque lleva 14 años jugando al balonmano en España. E igual que hizo tras el nacimiento de su primera hija (que ahora tiene cuatro años), ha vuelto a jugar a las cinco semanas del parto.

Le duele lo difícil que resulta conciliar en nuestro país:

"Un año me fui a Gijón, con la ilusión de jugar en Primera, y me encontré con una cláusula que decía que si me quedaba embarazada automáticamente se rescindía el contrato. Esto no ocurre en Rumanía, donde automáticamente te renuevan el contrato si te quedas embarazada".

Sin embargo, ella se siente una privilegiada. Según explica a El Periódico:

"Vuelves de lo más normal, con unos kilos de más como casi todas las madres y después de diez meses fuera, pero recuperas y pronto te encuentras bien".

"El equipo entrena a las 9 de la noche, así que sobre las ocho nos montamos los cuatro en el coche y nos vamos al pabellón. Así es muy fácil conciliar, porque tengo la suerte de que mi pareja me acompaña. Normalmente le doy el pecho a mitad del entrenamiento y de los partidos, y mi entrenador y mis compañeras entienden perfectamente que si escucho llorar a mi hijo tendré que salirme unos minutos".

La situación del deporte profesional femenino

No solo está mal pagado, lo que obliga a muchas mujeres a compatibilizarlo con otra profesión (como es el caso de Irina, que es también arquitecta técnica), sino que además deben luchar contra leyes discriminatorias.

Un ejemplo son las cláusulas anti-embarazo que muchas futbolistas deben firmar si quieren jugar en equipos profesionales. Algo que no ocurre en otros países, como Estados Unidos e Inglaterra, donde las madres llevan a sus hijos a los partidos, y en las concentraciones deportivas y entrenamientos pueden contar con niñeras que se ocupan de ellos mientras trabajan.

Blanca Manchón contaba como sus patrocinadores le dieron al espalda cuando les anunció que estaba embarazada. Y eso que había sido cinco veces campeona mundial de Windsurf y no tenía intención de dejarlo. Su maternidad iba a ser solo un pequeño paréntesis en su carrera. Ella misma afirmaba que si vives en España, eres mujer y deportista y te quedas embarazada, "estás acabada".

Y tampoco las deportistas de élite lo tienen fácil para conciliar fuera de nuestras fronteras. No hace mucho hablábamos de las críticas que sufrió Serena Willians por llevar ropa deportiva postparto y su crítica a la Federación Internacional de Tenis que equipara el embarazo con una lesión, por lo que la carrera deportiva queda en suspenso hasta el regreso a las pistas, perdiendo el lugar en el ránking internacional.

Vía | El Periódico

Fotos | Facebook

En Bebés y Más | Una modelo amamantó a su hija de cinco meses mientras desfilaba en una pasarela, "Dar el pecho caminando por la calle, ¿no es ir demasiado lejos?": un locutor de radio se asombra ante esta escena

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio