Las mellizas inglesas con diferente color de piel que protagonizan la portada de National Geographic

Las mellizas inglesas con diferente color de piel que protagonizan la portada de National Geographic

Publicidad

Marcia y Millie son mellizas, aunque cuando lo dicen la gente se queda sorprendida porque son muy diferentes. Tan diferentes que una tiene la piel blanca y la otra negra. Una es rubia y la otra morena. Una tiene los ojos claros y la otra oscuros.

Las dos hermanas han protagonizado el último número de la revista National Geographic, titulado "El desafío racial" por lo insólito de su caso. No en vano, sólo se produce un nacimiento de estas caracterísitcas por cada millón de nacimientos gemelares. ¡Y es que a veces, la genética puede ser muy caprichosa!

Iguales y distinas

Marcia y Millie tienen 11 años y son hijas de una pareja interracial. Su madre, Amanda, es de Inglaterra y su padre, Michael, tiene descendencia jamaicana y según afirman, cuando se enamoraron tuvieron que vencer muchos obstáculos para poder estar juntos.

Sus mellizas nacieron en 2006 y aunque ambas se parecían mucho entre sí, su color de piel era totalmente diferente. Un capricho de la genética que ocurre en excepcionales ocasiones y que no deja indiferente a nadie.

"Cuando eran bebés y las llevaba en el cochecito, la gente me miraba y luego miraba a las niñas: primero a una y después a otra. Y a continuación llegaba la pregunta: ¿Son gemelas? - recuerda Amanda - "Y cuando les contestaba que SI, se sorprendían y decían, "¡pero si una es blanca y otra es negra"! y yo respondía que era cuestión de genes".

Amanda afirma que las preguntas de la gente no eran malintencionadas ni juiciosas sino simple curiosidad. Y es que, como ella misma define a sus hijas: "son un milagro entre un millón".

Hace tiempo os contamos cómo suceden este tipo de nacimientos, pero la genetista, Alicia Martín, lo explica de forma clara y contundente en el artículo: los mellizos nacidos de una pareja interracial no tienen solo dos posibilidades en lo que respecta a su color de piel sino que "cada uno tiene un grado de color en el espectro total".

Esto convierte este tipo de nacimientos en algo impresionante y bellísimo. Un capricho de la naturaleza y los genes, digno de admirar.

El desafío racial

Portada

El número de abril de la revista está dedicado al tema de la raza, y en su editorial, la editora de la revista Susan Goldberg, confiesa que en el pasado National Geographic tuvo una cobertura racista.

"Hasta los años setenta básicamente ignoró a la gente de color que vivía en Estados Unidos, rara vez identificándolos como otra cosa que no fueran trabajadores o empleados domésticos. Los indígenas de distintos lugares del mundo eran retratados como "exóticos" o como "cazadores felices y nobles salvajes". Toda clase de clichés" - escribe.

Pero con el tiempo la revista fue cambiando su visión y de hecho, el especial del mes de abril es tan sólo un punto de partida que dará origen a diferentes historias sobre la evolución de las identidades de grupos étnicos, religiosos y raciales.

Cuando preguntan a las gemelas protagonistas de la portada qué es el racismo, las dos lo tienen claro: "El racismo es juzgar a alguien por su color de piel y no por cómo es en realidad", dice Millie. Marcia describe el racismo como "algo negativo, que puede dañar los sentimientos de las personas".

Sus padres afirman que a lo largo de su juventud tuvieron que enfrentarse a numerosos comentarios y comportamientos racistas, si bien admiten que por suerte sus hijas no, y que cuando la gente las mira sólo ve belleza en ellas.

Al preguntar a las niñas sobre sus diferencias, no dudan en responder: "A Millie le gustan las cosas de niñas, y el color rosa. A mí no me gusta el color rosa. Soy completamente diferente a ella. Cada persona es como es". Y es que estas hermanas lo tienen claro: su color de piel no es lo que las diferencia, ni lo que debería diferenciar a las personas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio