Un bebé que venía de nalgas muere en un parto en casa sin asistencia médica

Un bebé que venía de nalgas muere en un parto en casa sin asistencia médica

Publicidad

El lunes por la tarde unos padres decidieron que su segundo hijo naciera en casa, y sin asistencia médica. Cuando la pareja solicitó ayuda al servicio de emergencias, ya era tarde: el bebé venía de nalgas y no pudo sobrevivir.

Esta tragedia vuelve a disparar las alarmas sobre la seguridad de los partos en el hogar. Algunas madres optan por dar a luz fuera del hospital, pero es importante que se den ciertas condiciones médicas (no existan complicaciones previas) y que el parto sea atendido por un profesional que garantice la seguridad de la madre y el bebé.

Parto desasistido y sin controles médicos

Fuentes sanitarias del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, donde fueron trasladados la madre y el bebé, han explicado a La Voz de Galicia que la pareja siguió adelante con su idea de tener al bebé en casa, a pesar de que se lo habían desaconsejado. Parece ser que habían intentado contactar con varias comadronas para prepararlo y que les habían advertido que, como el bebé estaba de nalgas, había riesgo y no se debía hacer fuera del hospital.

Los padres ya habían tenido otro hijo nacido en casa, y como todo había ido bien, quisieron repetir la experiencia. Pero en este caso, no fue así. Cuando vieron que el niño no podía nacer, llamaron a emergencias explicando que "se estaba poniendo de parto".

Cuando llegaron los técnicos del 061 no encontraron a ningún profesional sanitario en el domicilio y trasladaron a la madre y al bebé al hospital. Cuando llegaron los médicos ya no pudieron hacer nada para salvarle la vida al bebé, aunque trataron de reanimarlo. No se sabe si murió en el domicilio o de camino al hospital.

El embarazo estaba en la semana 40, fin de un embarazo normal. Pero según consta en el parte oficial del hospital presentado en al juzgado, la madre también había desistido de los controles habituales de seguimiento del embarazo, al menos en el último mes de la gestación, que es muy importante.

El Hospital ha dado parte del caso al juzgado y está previsto hacer la autopsia al bebé. El juez investigará por qué se eligió no acudir al hospital y tomará las medidas judiciales correspondientes.

El bebé venía de nalgas

Para que se de un parto en casa no deben existir condiciones médicas previas como enfermedad de la madre (hipertensión, diabetes, diabetes gestacional, anemia o cardiopatías, etc.) ni complicaciones del embarazo como un bebé pequeño para la edad gestacional, parto prematuro, preeclampsia, embarazo múltiple o bebés en posición no cefálica, es decir de nalgas o transversal.

También es importante haber seguido los controles del embarazo y la edad materna, ya que no se recomienda el parto en casa en madres mayores de 35 ni cuando vienen bebés muy grandes (más de 4 kg). En cualquier caso, la posición de nalgas se considera de riesgo y por lo tanto no se recomienda el parto en casa, aunque sea asistido por una matrona.

Aunque es respetable elegir parir en casa, la opción de parir sin ayuda es irresponsable, ya que pone en riesgo a la madre y al bebé. Dar a luz en casa puede ser una opción, pero siempre que se den las condiciones médicas y, por supuesto, con asistencia profesional que sepa cómo actuar en caso de emergencia. La salud debe ser prioritaria, siempre.

Vía | La Voz de Galicia

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio