Un joven mexicano crea un sujetador capaz de detectar el cáncer de mama

Un joven mexicano crea un sujetador capaz de detectar el cáncer de mama

Publicidad

El cáncer de mama es el tumor maligno de mayor incidencia en mujeres. Cada año, se diagnostican aproximadamente 1.700.000 casos en el mundo. Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres.

Una de ellas fue la madre de Julián Ríos, un mexicano de 17 años cuya madre fue diagnosticada de cáncer de mama por segunda vez cuando Julián tenía 12 años. Perdió sus dos senos y por poco, también su vida. Esto lo llevó a fundar años más tarde, junto con tres amigos, una empresa de biosensores y a crear EVA, un sujetador capaz de detectar el cáncer de mama.

higia-cancer-mama

La empresa se llama Higia (Diosa de la salud y prevención), y pretende impulsar la calidad de vida de las mujeres al crear el primer dispositivo portátil y no-invasivo para la detección temprana de cáncer de mama.

¿Cómo funciona EVA?

El sujetador o brasier EVA, cuenta con biosensores que mapean la superficie de los pechos de la mujer para detectar cualquier cambio de textura y de temperatura del tejido mamario. Los tumores cancerígenos requieren de nutrientes y oxígeno para crecer, lo que provoca la formación de vasos sanguíneos para proveer dichos requerimientos por medio de la sangre. Es por ello que el cáncer de mama altera drásticamente la temperatura de los senos junto con la textura y la coloración de los mismos.

La mujer debe usar el sujetador entre 60 y 90 minutos a la semana. Los sensores recogen la información que es enviada a una plataforma web donde se recogen todos los datos. Estos son analizados mediante algoritmos y elabora una diagnóstico reduciendo así drásticamente el tiempo de detección.

Para crear el algoritmo, se reunió información de al menos mil pacientes con cáncer. Hasta ahora EVA ofrece una certeza del 93% en su diagnóstico.

El proyecto está aún en fase de desarrollo, el equipo de Julián va creciendo y calculan que el sujetador podría estar a la venta a finales de 2018 o 2019. Ahora el desafío está en reducir los costes para que EVA pueda llegar a un mayor número de mujeres en todo el mundo.

Más información | Higia
En Bebés y más | Dar el pecho tras un cáncer de mama es seguro y recomendable, Se puede ser madre después de un cáncer de mama: la vida se abre paso

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio