Nueva víctima de la crisis de vacunación: la atleta francesa Marine Eraville muere de sarampión

Nueva víctima de la crisis de vacunación: la atleta francesa Marine Eraville muere de sarampión

Publicidad

Marine Eraville falleció el 4 de julio de sarampión con solo 16 años, y ya había ganado para su país, Francia, medallas en natación en tres Juegos Mundiales de Trasplantados.

A los dos años recibió la donación de un corazón y no pudo ser vacunada debido a su inmunodepresión. Esto provocó quedar expuesta a enfermedades como el sarampión, que se consideraba controlado a nivel mundial y que está rebrotando con especial virulencia.

En este caso concreto, en Burdeos, en el suroeste de Francia, donde la baja tasa en vacunaciones dejó a Marine a merced de los que no están inmunizados.

Alerta antivacunas en Francia

Marine es la tercera víctima que muere por sarampión en el país vecino en 2018, y pone rostro a las consecuencias de su corriente antivacunas. El debate está de nuevo sobre la mesa y las opiniones en las redes sociales no se han hecho esperar. Se pueden leer palabras en Twitter de expertos, como las de la pediatra Lucía Galán, de famosos concienciados como Ismael Serrano, pero también de mucha gente anónima.

La tasa de vacunación de los niños franceses es tan baja que el gobierno francés obliga desde enero de 2018 a que los pequeños tengan puestas once vacunas para poder ser admitidos en la guardería y el colegio. Esta medida fue justificada en su momento “por razones sanitarias y como respuesta al escepticismo ambiente en vacunación”.

De hecho, un estudio internacional publicado en 2016 por la revista EBioMedicine, reveló que un 41 % de los franceses opinaba que las vacunas no son seguras, los más escépticos de los 67 países investigados. Es más, según una encuesta realizada en Francia, el 27 % de los franceses asegura no vacunar a sus hijos.

Eso ha provocado que enfermedades que se creían erradicadas, como el sarampión, se desarrollen de nuevo, provocando incluso muertes como la de Marine.

Entre las razones que han llevado a nuestros vecinos a adoptar este papel antivacunas, y que está comprobado científicamente que son falsos mitos:

  • La creencia de que los adyuvantes de aluminio que incorporan las vacunas podrían producir lesiones musculares.
  • El pensamiento de que si las enfermedades infecciosas prácticamente han desaparecido es por la generalización de medidas de higiene, y no por las vacunas.
  • Introducir anticuerpos de enfermedades a los bebés perjudica su sistema inmunitario.

Pero las autoridades lo tienen claro: nada justifica la no vacunación y hay que combatir el repunte de ciertas enfermedades causadas por la falta de inmunidad.

¿Y qué pasa en Europa?

La situación no es más optimista. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado del repunte del sarampión en Europa en 2017. Según sus datos, se registraron 35 muertes y 21.315 casos, un 400 % más que el año anterior. El país más castigado es Rumanía, con 5.00 6 casos, pero en España también enfermaron de sarampión 152 personas.

¿Por qué es crucial la vacunación universal?

La directora de la oficina europea de la OMS, Zsuzsanna Jakab, hace hincapié en que "cada nueva persona afectada por el sarampión en Europa nos recuerda que los niños y adultos no vacunados, independientemente de dónde vivan, siguen en riesgo de contraer la enfermedad y contagiarla a otras personas que quizás no puedan vacunarse”. Por eso, insta a todos los países a incluir la erradicación del sarampión y la rubeola entre sus objetivos prioritarios de Desarrollo Sostenible.

Precisamente esa inmunidad de grupo es necesaria siempre y más en casos de niños inmunodeprimidos, como el de Marine Eraville, que no pueden vacunarse y quedan expuestas a enfermedades que ya no deberían existir. Su salud depende de que los demás se vacunen.

De esta forma, el argumento de las corrientes en contra de la vacunación infantil “fulanito no está vacunado y nunca ha pillado nada” no es válido en absoluto. Todo lo contrario. Se trata de una razón a favor de las vacunas, ya que si no enferma es porque las vacunas crean una barrera social (una inmunidad de grupo) que minimiza que esos niños tomen contacto con las enfermedades infecciosas.

Vía France Bleu

En Bebés y Más De la A a la Z: Todas las vacunas infantiles de 0 a 14 años, Vacuna Bexsero: cambian las pautas de administración si se vacuna a partir de los tres meses, ¿Todavía tienes dudas? Las vacunas salvan entre dos y tres millones de vidas cada año, Brote de sarampión en Barcelona: ¿por qué es importante completar la vacunación de nuestros hijos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio