Ortodoncista y odontopediatra, los dos profesionales encargados de la salud bucondental de nuestros hijos

Ortodoncista y odontopediatra, los dos profesionales encargados de la salud bucondental de nuestros hijos

Publicidad

En Bebés y Más os hemos hablado en varias ocasiones de la importancia de llevar a nuestros hijos a sus correspondientes revisiones bucodentales, con el fin de diagnosticar y tratar de forma precoz cualquier problema o anomalía que pueda aparecer.

Cuando comienzan a erupcionar los primeros dientes es el momento de hacer una visita al odontopediatra, y cuando nuestro hijo inicia la dentición definitiva deberemos llevarle al ortondocista. Ambos especialistas se complementan, y pueden llegar a trabajar juntos llegado el momento. Te contamos cuáles son las funciones de uno y de otro, pues aunque su nombre suene parecido, no son lo mismo.

El odontopediatra, el dentista de los niños

Cuando pensamos en nuestra salud oral, pensamos en el dentista, y aunque éstos pueden hacer también una revisión a nuestros hijos desde pequeños, el especialista en el cuidado de los dientes de los más pequeñitos es el odontopediatra.

Lo ideal es llevar a los bebés al odontopediatra cuando comiencen a erupcionar los primeros dientes, y a partir de ese momento seguir los consejos de los especialistas para realizar revisiones periódicas.

El odontopediatra se encargará de cualquier tema relacionado con la salud bucodental de bebés y niños, como por ejemplo:

Pero además de estas funciones, el odontopediatra tiene como misión costumbrar a los niños a las revisiones dentales, proporcionándoles una buena experiencia y atendiéndolos en un ambiente amigable donde se sientan cómodos.

El odontopediatra se encargá de la salud bucodental de nuestros hijos hasta que cumplan 12-14 años, o incluso en algunos casos hasta los 16. A partir de ese momento, ya podrán acudir a la consulta de un dentista normal.

El ortodoncista, clave cuando comienza la dentición definitiva

Ante cualquier problema de maloclusión dental detectado por el odontopediatra, el niño será remitido a la consulta del ortodoncista, que es quien se encarga de la correcta alineación de los dientes, de guiar el crecimiento adecuado de los maxilares y de corregir la mordida en caso de existir algún problema.

Si por el contrario, todas las revisiones con el odontopediatra han ido bien, la primera consulta con el ortodoncista debe hacerse en torno a los seis años de edad (o cuando aparece el primer molar definitivo), y es una visita muy importante que los padres no debemos pasar por alto ni retrasar.

"Un ortodoncista es un especialista corregir las alteraciones en la posición de los dientes y maxilares, ocupándose, tanto de la alineación dental, como de tratar maloclusiones. Y puede tratar tanto a niños como a adultos"

"Cuando existe una maloclusión importante o existe una malposición dental es aconsejable llevar al niño al ortodoncista. Hay ciertas cosas que un odontopediatra puede tratar en los niños, como poner un mantenedor de espacio, pero por regla general, para un tratamiento de ortodoncia complejo lo ideal es llevarlo al especialista en esta disciplina" - destaca la Doctora Iglesias Sánchez odontóloga y especialista en ortodoncia en la Clínica Pérez Varela.

Pero además de problemas bucodentales, el ortodoncista puede detectar otros problemas que, aparentemente, no tienen mucho que ver con los dientes pero que son igualmente importantes, como el Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño Infantil, que tantos problemas puede acarrear a la salud del niño si no se diagnostica y trata de forma temprana.

Fotos | iStock

Agradecimientos | Doctora Beatriz Iglesias Sánchez, miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial

En Bebés y Más | Dientes de tiburón en la infancia: cuando los dientes de leche se resisten a caer, Primer visita al dentista: nueve consejos para preparar a los niños e iniciar una relación positiva, Cinco consejos para cuidar los dientes de los niños con brackets

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio