Por qué las unidades neonatales están pidiendo a la gente que haga pulpos de ganchillo para los bebés prematuros

Por qué las unidades neonatales están pidiendo a la gente que haga pulpos de ganchillo para los bebés prematuros

Publicidad

Cuando un bebé nace prematuro, tanto los profesionales como los padres tienen la misión de tratar de ofrecerle unas condiciones lo más parecidas posible a las que tenía dentro del útero, para evitar una hiperestimulación que les haga estar más nerviosos y que pueda afectar a su correcto desarrollo.

Por eso desde hace muchos años se recomienda el método madre canguro (tener al bebé piel con piel cuanto más tiempo mejor), y por eso algunas unidades neonatales están pidiendo a la gente que haga pulpos de ganchillo, para cuando estén en la incubadora o en sus cunitas.

Devolviéndoles "el cordón umbilical"

Se sabe, por las numerosas ecografías hechas a bebés, que durante el embarazo son muchas las ocasiones en que se topan con el cordón umbilical, lo tocan e incluso lo sujetan entre sus dedos. Al nacer prematuros deben despedirse de su cordón antes de tiempo, de modo que ponerle un pulpo de ganchillo con sus ocho patas no es más que una manera de darle de nuevo un cordón al que aferrarse en algunos momentos.

Pulpoprematuros2

Según leemos en Hello Giggles, una enfermera de la UCIN del Hospital Poole, en Dorset, Reino Unido, sugirió la idea y han visto que cuando los tienen al lado, los bebés prematuros se aferran a las patas como si se tratara de su cordón, sintiéndose (en teoría) aún conectados de algún modo a algo mayor que los protege.

Una iniciativa que no es nueva

Aunque para muchas personas es desconocida, hay iniciativas como Spruttegruppen, en Dinamarca, que llevan gestionado la recogida y entrega de los pulpos de ganchillo desde el año 2013. En los años que llevan activos han entregado a diversos hospitales más de 21 mil pulpos hechos por personas voluntarias.

Hasta puede verse en la página un ránking con el número de pulpos entregados cada año a cada hospital, y cuentan con manuales e instrucciones para que quien quiera, pueda hacerlos también, ya que la longitud de las patas del pulpo está limitada a 8'6 pulgadas (21,84 cm) para evitar posibles riesgos.

Estupendo, siempre que no sustituya a los brazo de mamá y papá

Es posible que tener un pulpo al lado, y poder sujetarse a las patas les recuerde un poquito, al menos un poquito, al tiempo en el que estaban en el útero, y que sea beneficioso para ellos. Sin embargo, no hay nada más beneficioso y que pueda recordar a mamá que el pecho de mamá, piel con piel; o en su defecto, el de papá.

Istock 000018122166 Medium

Si los pulpos tienen como objetivo ser un complemento al método madre canguro, bienvenidos sean. Si en cambio provocan una falsa sensación de seguridad en los padres, que sienten que con eso ya es suficiente para que estén tranquilos y tengan mejor desarrollo, es mejor explicar claramente que pueden servir de ayuda para momentos concretos, pero que lo más importante para el bebé y para los padres es que pasen juntos cuanto más tiempo mejor.

No olvidemos que hablamos de bebés prematuros y que necesitan más cuidados, más atención, y unos padres un poco más expertos en todo ello, y más reactivos a las demandas del bebé.

Fotos | Spruttegruppen, Hello Giggles, iStock
En Bebés y más | Cuando tu bebé nace prematuro y nada es como esperabas, ¿Qué es el Programa Madre Canguro?, Por qué todos los padres deberían practicar el Método Canguro con sus bebés

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio