Sanidad anuncia medidas para combatir la obesidad, como la regulación de la publicidad de alimentos dirigida a los niños

Sanidad anuncia medidas para combatir la obesidad, como la regulación de la publicidad de alimentos dirigida a los niños

Publicidad

Ayer se celebró el Día Mundial contra la Obesidad, fecha que aprovechó la Ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, para anunciar un conjunto de medidas para prevenir la obesidad desde la infancia.

Entre las medidas a adoptar: la limitación de la publicidad de los alimentos menos saludables dirigida a menores de 15 años, la implantación de un etiquetado por colores en alimentos y bebidas, o la introducción de criterios de calidad nutricional en el menú de los colegios.

La obesidad, un peligro en alza

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad mundial casi se ha triplicado entre 1975 y 2016. Mientras que en 1975 había menos de un 1% de niños y adolescentes (de cinco a 19 años) con obesidad, en 2016 eran 124 millones.

Y las cifras suben hasta 340 millones si incluímos el sobrepeso a la balanza. Pero también antes de los cuatro años: 41 millones de niños pequeños ya presentaban estos problemas.

Nuestro país, está entre los que presentan las peores cifras de obesidad y sobrepeso infantil. Los últimos datos de de la Iniciativa de Vigilancia de la Obesidad Infantil de la OMS en Europa (COSI, por su siglas en inglés) muestran que los países del sur de Europa tienen la tasa más alta sobrepeso en los niños. Concluye que:

En España, un 40% de los menores tienen sobrepeso y entre un 17% de las niñas y un 19% de los niños, obesidad.

Además, esta organización mundial explica que "el sobrepeso y la obesidad son una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud" y "puede prevenirse".

Entre otros problemas, la obesidad infantil se asocia con un riesgo mayor de sufrir obesidad en la edad adulta, diabetes, enfermedades cardiovasculares y de las articulaciones, cáncer y problemas de salud mental.

Las propuestas del Gobierno

Nina con una manzana y un donuts

Tal y como explica Vitónica, la Ministra de Sanidad, Luisa Carcedo, anunció una serie de medidas para combatir la obesidad durante la entrega de XI Premios NAOS (Nutrición, Actividad Física, y Prevención de la Obesidad). La idea es que se empiecen a implantar en el plazo de un año:

  • Reforma del codigo PAOS de autorregulación de publicidad, con el fin de limitar la publicidad de productos con perfiles nutricionales bajos que influyen en los comportamientos y preferencias de compra en los niños menores de 15 años.

  • Reducción de los azúcares añadidos, sal y grasas saturadas en un 10% en unos 3.500 productos. Se hará de manera paulatina, de aquí al 2020.

  • Etiquetado frontal, siguiendo el modelo Nutri-Score, conocido como "semáforo nutricional". Señala con colores verde, ámbar o rojo si los diferentes nutrientes que contiene ese alimento superan o no las recomendaciones sanitarias.

  • Desarrollo de la Ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria, para impedir la venta de alimentos y bebidas poco saludables en centros escolares e institutos, además de en los hospitales, centros de salud y Administraciones Sanitarias.

La ministra justifica la importancia de esta medida porque "Los niños de nuestro país pasan cerca de un tercio de su tiempo en el entorno educativo".

Además, ha anunciado "un programa específico de vacaciones escolares este verano para evitar el riesgo de que los niños no accedan a una dieta saludable y al ejercicio físico".

Otras iniciativas para terminar con esta lacra

Diferentes organismos y colectivos llevan tiempo solicitando que se tomen medidas para controlar el peso entre los más pequeños.

La Organización de Consumidores y Usuarios, por ejemplo, solcita una regulación de la publicidad de los alimentos infantiles y diferentes estudios apuntan a la influencia negativa de los anuncios de alimentos poco saludables en la salud de los niños.

También se pide terminar con la venta de bollería en los centros escolares (una iniciativa de Andalucía) y rebajar los azúcares en los alimentos por ley, como ya se está haciendo en Holanda.

Además, el secreto del éxito para manteer un peso adecuado en la infancia, parece estar en la alimentación. Según el último estudio sobre el tema de COSI, los mejores datos los conseguía la población infantil del norte de Europa: solo el 5-9 % de los menores de Dinamarca, Noruega, Irlanda o Francia o Irlanda tienen problemas de peso.

En estos países es donde los niños consumen menos hamburguesas, salchichas, pizzas, salsas industriales o patatas fritas. Lo hacen apenas una o tres veces a la semana o nunca, y es también donde más verduras y frutas se consumen.

Sin embargo en España (país de dieta mediterránea), solo el 9% come verduras a diario y un 29%, fruta.

No obstante, los resultados también indican que la situación está mejorando en algunos países mediterráneos, entre ellos el nuestro, y que de seguir la tendencia, podríamos llegar a a alcanzar la media europea en 2025.

Así que a las medidas anunciadas por el Ministerio de Sanidad, como la reducción del márketing de alimentos a los niños, habrá que ir añadiendo otras como el fomento de la actividad física, estrategias de reformulación para limitar el azúcar o impuestos a los alimentos poco saludables. Esta, al menos, es mi opinión de madre.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Estos son los cinco hábitos que debes seguir para evitar que tus hijos padezcan obesidad, No más rabietas en la caja del súper: el Reino Unido prohibirá colocar dulces a la salida de los supermercados

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio