Seis molestias embarazosas durante el embarazo

Seis molestias embarazosas durante el embarazo

Publicidad

Se suele hablar de las náuseas, del aumento de peso, de la retención de líquidos... pero existen otros temas menos conocidos sobre el embarazo. Temas que, bien por vergüenza, bien por tabú, no suelen aparecer en las conversaciones cotidianas pero que muchas mujeres embarazadas padecen.

Estas sol algunas molestias embarazosas que se sufren durante el embarazo. Con suerte, podrás decir que no has experimentado nada de este listado, pero la mayoría de las mujeres embarazadas sufren más de uno de estos síntomas "ocultos".

Unas molestias de las que cuesta hablar, incluso entre amigas, pero que no podemos minimizar si nos preocupan o llegan a afectar a nuestra vida cotidiana. Por ello, no dudes en consultar con el ginecólogo o matrona, seguro que no es la primera vez que oyen hablar de ello y te pueden aconsejar.

Estreñimiento y flatulencias

La progesterona puede ser responsable de unas incómodas situaciones a lo largo del embarazo: el estreñimiento y las flatulencias o gases. Los movimientos gastrointestinales se ralentizan por las grandes cantidades de progesteona y relaxina que produce el cuerpo. El estómago se hincha, produce malestar y los gases hacen su aparición. Lo mejor es acudir al baño frecuentemente y no "guardarse" esas flatulencias, ya que el malestar se acentúa.

La indigestión y las digestiones lentas y pesadas también propician la aparición de flatulencias, por lo que hay que evitar los "atracones" y las comidas demasiado grasientas o ácidas.

Intenta seguir los consejos para evitar el estreñimiento en el embarazo: llevar una dieta equilibrada con muchos alimentos ricos en fibra, que ayudan al tránsito intestinal, beber mucha agua, practicar ejercicio de manera habitual...

Hemorroides durante el embarazo

Muy relacionadas con el estreñimiento están las hemorroides o almorranas. Eso de "sufrirlas en silencio" suele ser así. Las hemorroides durante el embarazo afectan alrededor del 40% de las mujeres y son fruto de la presión que recibe la zona del recto, sobre todo en el tercer trimestre, así como al enlentecimiento de la circulación y tal vez los problemas de estreñimiento.

Todo se combina para provocar que en la zona del ano se aprecien una o más protuberancias duras y sensibles, son las almohadillas anales que se han inflamado y resultan muy dolorosas. Puede que te cueste incluso caminar, pero a menudo nos callamos este malestar por vergüenza.

Molestias digestivas en el embarazo

Halitosis o mal aliento durante el embarazo

Fruto también de las malas digestiones, del ardor de estómago y/o náuseas y vómitos, así como de los cambios en la composición de la saliva, es posible que la mujer embarazada note un mal sabor de boca y tenga mal aliento. No olvides los consejos para tener buenas digestiones y minimizar estos y otros "efectos secundarios".

A veces, sucede que las náuseas nos hacen rechazar el sabor y olor de la pasta de dientes. En ese caso, procura lavarte aunque sea sin pasta, mientras encuentras otro dentífrico que no te provoque náuseas. Hay pastas de distintos sabores y olores, de la menta a la fresa, de hierbas...

Pero es importante no descuidar la higiene bucal, no ya solo por el mal aliento sino por evitar problemas como la gingivitis, caries... Se recomienda la visita al odontólogo al menos una vez a lo largo del embarazo.

Sudoración

Muchas mujeres embarazadas están relucientes pero ese brillo especial no proviene de una piel renovada sino del sudor. Especialmente en verano, pero puede que durante más meses de lo que desearíamos, la embarazada suele transpirar mucho y para evitar males mayores, lo mejor es llevar prendas ligeras, de materiales naturales como algodón, cambiarse de ropa con frecuencia...

Debido a causas hormonales, el organismo depura toxinas con mayor intensidad que en otros periodos y puede aumentar el olor corporal. Algunas mujeres notan que este olor se intensifica, y esto es más evidente por la especial sensibilidad a olores en el embarazo. En cualquier caso, manteniendo una higiene adecuada se previene el mal olor.

¡Y yo con estos pelos! Vello corporal

Las hormonas a veces, con suerte, pueden hacer que luzcas una melena como nunca. Se producen muchos cambios en el pelo durante el embarazo, pero a muchas embarazadas le sale pelo donde antes no lo había. El vello corporal puede aumentar en la cara, en el vientre, alrededor de los pezones... De modo que, crucemos los dedos para que la piel y el pelo estén bonitos en el embarazo y respecto al vello corporal, este generalmente desaparece tras el parto.

508421609

Ronquidos

Terminamos con una molestia que tal vez no sea tan embarazosa como las anteriores sino que incluso puede llegar a resultar graciosa en determinados momentos. Como cuando en el sofá, medio dormida, te despiertan tus propios ronquidos. Eso sí, tal vez a la pareja que tenga que escuchar los ronquidos de la embrazada por la noche no le hagan tanta gracia...

Pero, ¿por qué la embarazada tiene tendencia a roncar? Aquí influyen, como en casi todo, los cambios hormonales que hacen que los vasos sanguíneos se dilaten y cueste un poco más respirar.

La congestión nasal (a menudo acompañada de hemorragias nasales) sea probablemente debida a los elevados niveles de estrógeno y el incremento del flujo sanguíneo hacia las membranas mucosas de la nariz. Es una dolencia común en el embarazo y un efecto secundario pueden ser los ronquidos.

Las posiciones con las que a veces "experimentamos" para poder dormir (ya que parece imposible encontrar una postura cómoda) también pueden influir en los ronquidos.

En algunas ocasiones los ronquidos durante el embarazo podrían ser signo de hipertensión y algunas veces se ha relacionado con la diabetes gestacional, pero en general no presentará mayor problema.

Afortunadamente, de estas molestias embarazosas durante el embarazo podemos decir que se pasan al poco tiempo de dar a luz, cuando los niveles hormonales se restablecen y el organismo de la madre recupera la normalidad. Y no te preocupes, porque las molestias no te suceden solo a ti, por poco que se hable de ellas.

Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | Las molestias menos conocidas del embarazo, Seis de los momentos más embarazosos que suceden cuando estás embarazada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio