Con 10 años asistió a su tía en un parto inesperado y cuidó del bebé como había visto en Youtube

Con 10 años asistió a su tía en un parto inesperado y cuidó del bebé como había visto en Youtube

Publicidad

Dice Chloe, de solo 10 años, que le gusta ver vídeos en YouTube de personas jugando con muñecas. Así que cuando su tía Spann la llamó asustada desde el cuarto de baño porque estaba teniendo un bebé, telefoneó a emergencias y cuidó de su primo "como había visto que se hace con los muñecos" mientras llegaban los sanitarios.

La madre del recién nacido no había dicho a nadie que estaba embarazada, pero gracias a su sobrina se recupera en el hospital junto a su bebé.

"Aprendí de los vídeos de Youtube"

Chloe estaba con su tía de 21 años, Dominique Spann, en su casa de Fairfax (Virginia, Estados Unidos) cuando la mujer comenzó a sentirse mal. Fue al baño y llamó a la niña, al darse cuenta de que estaba de parto. Cuenta Chloe que su tía le dijo "hay un bebé" y a continuación se desmayó, porque había perdido mucha sangre.

Entonces la pequeña, de solo 10 años, cortó el cordón umbilical, limpió al recién nacido, lo envolvió y llamó a urgencias antes de avisar a su madre, porque según explica:

"Miro videos de YouTube sobre cómo cuidan de los bebés, porque me gusta jugar con muñecas, así que usé cosas que sabía".

Momentos después, llegaron los médicos y condujeron a Spann y a su pequeñín al Hospital Inova Fairfax. En agradecimiento a su sobrina, la ha dejado elegir el nombre de su hijo: se llama Isaac.

Gracias a los tutoriales que había visto, que le dieron una noción sobre cómo actuar, y a la gran madurez que ha demostrado, ha sabido reaccionar para salvar la vida de su primo.

Enseñarles cómo actuar ante una emergencia

Ante casos como el de Chloe, o el de Benjamín Ford, un niño también de Virginia que salvó a una compañera de clase cuando se atragantó, gracias a un documental que había visto en la tele, uno se plantea los beneficios de enseñarles a los niños cómo reaccionar ante una urgencia, ya desde pequeños.

Así que, ¿por que no valernos de esos vídeos que tanto les gustan para enseñarles primeros auxilios y RCP? O dejarles claro que ante cualquier problema médico deben pedir ayuda al 112, como hizo Youssef, un niño de Madrid de nueve años, que salvó así la vida de su madre. También Roman, de solo cuatro años, llamó al servicio de emergencias con la ayuda de Siri cuando su madre se desmayó en casa.

Algo tan simple como saber marcar el 112 (tanto desde un teléfono fijo como desde un móvil bloqueado) cuando el niño identifique un problema grave, podría salvar una situación difícil. Por eso, además de dejar en la nevera el número de emergencias para que lo tengan siempre a la vista, estaría bien enseñar a nuestros hijos:

  • Cómo realizar la llamada de emergencia desde el teléfono fijo o sin desbloquear el móvil.

  • En qué situaciones hay que llamar al 112: si mamá o papá sufren un accidente, si alguno se desmaya, si se produce un incendio...

  • La dirección de casa y nuestro número de teléfono, cuando ya sean capaces de recordarlos.

Podemos hacer que el aprendizaje sea más ameno y cercano enseñándoles en Internet el trabajo de los servicios de urgencias sanitarios, policía y bomberos, con algún caso concreto. También son buena idea los juegos de roles o simbólicos, para simular situaciones de emergencia.

Vía | NBC News

En Bebés y Más | Un niño de diez años asiste a su madre en un parto de emergencia y salva la vida de su hermano, ¿Qué hacer en caso de emergencia? Guía práctica de primeros auxilios para padres

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio