Tipos de tos en niños: cómo identificarla y aliviarla

Tipos de tos en niños: cómo identificarla y aliviarla

Publicidad

La tos es un mecanismo de defensa que tiene el cuerpo, para expulsar secreciones y cuerpos extraños de las vías respiratorias. Con la bajada de los termómetros llega la temporada de virus, mocos y toses, y aunque en la mayoría de las ocasiones la tos es síntoma de un cuadro banal, lo cierto es que a los padres nos preocupa mucho y a los niños les puede resultar especialmente molesta.

Por eso, queremos ofrecerte una completa guía sobre la tos en niños, sus características, los tipos de tos que existen y qué podemos hacer para aliviarla.

¿Qué es la tos?

La tos es un mecanismo de defensa que tiene como finalidad expulsar la mucosidad de las vías respiratorias, con el fin de mantenerlas limpias y despejadas. Es por tanto un "reflejo de protección" del cuerpo, y una de las causas más frecuentes en las consultas de pediatría.

Fases de la tos

La tos tiene un complejo mecanismo que consta de cuatro fases:

  • Fase inspiratoria: inspiración y cierre de la glotis
  • Fase de contracción de los músculos respiratorios contra la glotis cerrada
  • Fase de compresión: la contracción muscular eleva las presiones alveolares y bronquiolares
  • Fase expulsiva súbita de aire y secreciones

Tipos de tos y tratamientos

Aunque lo más habitual es que la tos en niños esté provocada por infecciones de las vías respiratorias superiores (catarros), existen otras muchas causas que los pediatras identifican en función del tipo de tos, aunque también puede darse el caso de tos inespecífica que no se asocie a ninguna causa conocida.

Para diagnosticar el motivo que provoca la tos, el médico analiza cómo es, qué características presenta, cómo suena, en qué situaciones se produce y cuándo comenzó. Todo ello, junto con la exploración física del paciente y su historia clínica, indicará la enfermedad o patología presente.

Tos seca

La tos seca no mueve secreciones y tiene su origen en la inflamación de las vías respiratoias. Es una tos muy molesta e ineficaz, y por lo general suele darse al comienzo de los resfriados, cuando aún no hay mucosidad.

Como no es una tos productiva, puede tratarse con jarabes (bajo prescripción médica) o remedios naturales que ayuden a mitigarla, ya que resulta muy molesta para el niño y por la noche puede llegar a impedir su descanso.

Pero también existen otras causas de tos seca que deben ser valoradas por el médico:

  • Atragantamiento y/o aspiración de cuerpo extraño: ante un atragantamiento o aspiración de un cuerpo extraño que queda alojado en un bronquio, se presentan cuadros de tos con estridor. En estos casos, es muy importante acudir de inmediato al servicio de urgencias del hospital.

  • Asma: cuando la tos es persistente y se acompaña de fatiga y pitos al respirar puede ser un síntoma de asma. Debe ser valorado con urgencia por el médico.

  • Factores ambientales: la tos se produce por factores externos presentes en el ambiente y que resultan irritativos, tales como humo de tabaco, polución, chimeneas, estufas, alergias ambientales (pelo de animales, polen...)... Hay que evitar la exposición a este tipo de ambientes, y en caso de que el niño presente alergia seguir las indicaciones médicas.

  • Tos nerviosa o psicógena: este tipo de tos no se debe a ninguna enfermedad respiratoria sino que se presenta ante situaciones de estrés o de forma más o menos consciente para llamar la atención.

La característica principal de este tipo de tos seca es que desaparece de noche o cuando el niño está distraído, y suele darse con más frecuencia en niños mayores o adolescentes. A este diagnóstico se llega tras haber descartado cualquier otro tipo de causas o enfermedades.

Tos ronca o "de perro"

Se trata de un tipo de tos fuerte y dolorosa, con sonido "enlatado" o que simula el ladrido de un perro. Se debe a la inflamación de la laringe (laringitis) y se suele presentar de forma súbita, acompañada de un estridor cerrado al coger aire.

Es una tos muy alarmante para los padres e incluso es probable que el niño se agobie con la situación.

Uno de los remedios que suele funcionar es abrigar bien al niño y sacarlo a la calle para que respire aire frío. Esto le ayudará a desinflamar las cuerdas y a mejorar notablemente la tos. No obstante, es recomendable que el pediatra valore la situación y en caso de dificultad respiratoria o que los síntomas no cedan hay que acudir de forma urgente al hospital.

Tos productiva o tos blanda

Es la típica tos de los catarros que ayuda a mover el moco y sacarlo al exterior. A veces puede provocar vómitos en el niño a causa de las flemas que se le vienen a la boca o se traga.

Es una tos muy útil y necesaria, y cortarla con tratamientos o jarabes que no estén prescritos por el pediatra podría ser perjudicial, ya que la mucosidad quedaría retenida provocando una mayor obstrucción de la vía aérea.

Otras causas de tos en niños

"El patrón típico es el niño en edad preescolar que omienza con infecciones repetidas de vías altas que conllevan a una hipertrofia adenoamigdalar, otitis e incluso a cuadros obstructivos durante el sueño. En niños mayores, la presencia de rinitis persistente o hipertrofia de cornetes debe hacerrnos pensar en la presencia de atopia"

  • Por reflujo gastroesofágico: en ocasiones, la tos crónica puede ser un síntoma de reflujo, aun cuando no se presenten otros síntomas digestivos asociados a esta patología. En este caso, la tos se presenta debido a la irritación de la garganta provocada por los ácidos del estómago.

  • Trastornos de la deglución: diversas patologías neuromusculares, fisura palatina, o parálisis de cuerdas también provocan tos persistente.

  • Ataques de tos o tos convulsa: es el tipo de tos que sucede de repente. Podría ser causa de algún objeto que el niño ha aspirado, o si sucede dentro del cuadro de una enfermedad puede ser signo de tos ferina, que puede llegar a ser muy grave en bebés y niños pequeños.

Tratamiento de la tos

Como hemos comentado, la tos es un síntoma no una enfermedad, por lo que una vez identificada la causa, el médico tratará la enfermedad en cuestión, y con ello desaparecerá la tos.

Pero la tos seca producida por irritación de garganta durante los procesos catarrales puede ser especialmente molesta para el niño, sobre todo por la noche, por lo que en estos casos el pediatra podría indicar la administración de jarabes antitusivos o de remedios naturales.

En cualquier caso, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Los jarabes antitusivos están contraindicados menores de dos años porque pueden provocar convulsiones, taquicardia, disminución de los niveles de conciencia e incluso la muerte. Por esta razón, la agencia del medicamento de EE.UU (FDA) recomienda no utilizar dichos jarabes en menores de cuatro años, y sobre todo no hacerlo en menores dos años.

Además, tal y como indica la Agencia Española Medicamentos y productos Sanitarios (AEMPS), los jarabes que lleven codeína no deben utilizarse en menores de 12 años ni en mujeres en periodo de lactancia.

  • Remedios naturales: ofrecer miel a niños mayores de un año, cortar una cebolla en trozos y colocarla cerca de la cama, utilizar humidificadores de manera muy puntual si el ambiente de la casa es muy seco (y si el pediatra lo recomienda, pues en ocasiones puede perjudicar en lugar de beneficiar), ofrecer líquidos con frecuencia, e hacer lavados nasales con suero fisiológico, pueden ayudar a combatir la tos.

Cuándo consultar con el pediatra

Es recomendable llevar al niño al pediatra ante cualquier cuadro catarral o de tos persistente (más de tres semanas), pero sobre todo debemos prestar especial atención a los siguientes síntomas, que podrían indicar una valoración médica urgente:

  • Tos con dificultad para respirar: se marcan las costillas y se hunde el esternón, se oyen pitos o estridor cuando respira, respiración muy rápida, fatiga al respirar...

  • Tos acompañada de fiebre prolongada

  • Ataques de tos con cambios en la coloración de los labios y/o la piel (azulado/cianótico)

  • Sospechas de aspiración de cuerpo extraño

Fotos | iStock

Más información | En Familia, Decálogo de la tos de la AEPap

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio