¿Como mantener una buena relación cuando tu estilo de crianza es diferente al de tus amigas?

¿Como mantener una buena relación cuando tu estilo de crianza es diferente al de tus amigas?

Publicidad

Hace unos días te contaba en un artículo que cuando nos convertimos en madres, llegamos a perder algunas amistades por diversas razones.

Una de ellas era el tener opiniones opuestas sobre temas de crianza, que al no saber manejarlo de manera respetuosa, puede convertirse en el motivo del rompimiento con alguna de nuestras amigas.

Yo pienso que la maternidad debe unirnos, no dividirnos, y por eso mismo quiero compartirte algunos consejos para mantener una buena relación cuando tu estilo de crianza es diferente al de tus amigas.

Hay un estilo de crianza para cada madre

Así como cada niño es diferente, cada madre también lo es. Lo que funciona para un niño, no necesariamente va a funcionar para otro. El mismo principio aplica para todas las madres y sus estilos de crianza.

A veces me da la impresión de que anteriormente todas las madres criaban igual y que eso de tener diferentes estilos de crianza es algo de las últimas décadas. Antes cada quien criaba en su casa como mejor podía y ya.

Cuando veo a grupos de madres atacarse y discutir sobre qué es mejor, me pregunto si las madres de antes habrán tenido las mismas discusiones que vemos hoy en día. Creo que en gran parte esta famosa "guerra de las madres" ha aumentado con el uso de las redes sociales.

Ahora, no quiero decir que las redes sociales sean del todo malas o que solo aporten cosas negativas al mundo maternal. Considero que sus beneficios pueden ser muchísimos, especialmente para que las que sean la única de su grupo de amigas con hijos encuentren otras amigas mamás o para que las madres primerizas que se encuentran llenas de dudas tengan un espacio en el que puedan consultarlas con otras que estén viviendo lo mismo que ellas.

Pero en cierto modo, el tener acceso a tanta información y en foros tan abiertos, nos da pie para expresar nuestro punto de vista, a veces de manera un tanto irrespetuosa. Hay infinidad de temas que pueden iniciar una larga discusión entre madres: colecho, lactancia y fórmula, porteo, tipos de alimentación, parto o cesárea, y la lista sigue y sigue. Lo importante aquí es recordar algo: hay un estilo de crianza para cada mamá, cada papá, cada hijo y cada familia.

¿Qué si cuál es el mejor? Desde mi punto de vista, el que mejor se le acomode a las necesidades de cada madre y le beneficie a su familia. Dejemos de juzgar como cada una cría a sus hijos y que cada quien sea libre de elegir sin ser criticada o atacada.

¿Y qué pasa cuándo mi crianza es distinta a la de mis amigas?

Grupo Mujeres

Lo primero que debemos hacer es tener muy presente todo lo que te he comentado en las líneas anteriores. Ese es el primer paso para mantener una amistad cuando se nos presenta esta situación: recordar que hay un estilo de crianza para cada madre.

El siguiente consejo que te daré es uno que considero muy importante: separar la amistad de la manera de criar. Si es una amiga de mucho tiempo atrás, probablemente la maternidad no fue lo que las unió. Enfóquense en las cosas que las hicieron amigas y permitan que cada una tenga el tipo de crianza que desee. Puedes preguntarte lo siguiente: ¿Qué vale más? ¿Tener su amistad o querer tener la razón todo el tiempo?

Recuerda que tus amigas no son malas madres por pensar diferente a ti. Además, si son buenas amigas no te juzgarán, ni te apartarán por no pensar igual que ellas. No se trata de una situación de ver quién es mejor o peor. La mejor actitud ante una situación como esta (y con cualquier madre que piense distinto) es manejarlo con respeto, tolerancia y empatía.

El respeto a la crianza ajena es la paz

En México hay una frase célebre que dice: "El respeto al derecho ajeno es la paz". Muchas madres la hemos tomado para intentar promover ese mismo respeto al derecho ajeno, pero enfocado a las diferencias de crianza que puede haber entre madres y la hemos transformado en: "El respeto a la crianza ajena es la paz".

Hagamos una tregua entre mamás: yo no te juzgo y tú tampoco a mí. Podemos darnos consejos, compartir distintos puntos de vista e incluso hacernos alguna observación. Pero al final del día, siempre deberemos respetar la decisión personal de cada una.

Fotos | iStock
En Bebés y más | "Eres una buena mamá", el mensaje de una madre para dejar de juzgar la maternidad de otras, Las tres razones por las que las madres que dan biberón merecen el mismo respeto que las que amamantan, ¿Por qué la mayoría de las madres se ha sentido presionada por la forma de criar a su bebé?

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio