Mamá, permite que papá participe: la opinión de la madre influye en la calidad de crianza de los padres

Mamá, permite que papá participe: la opinión de la madre influye en la calidad de crianza de los padres

Publicidad

Vivimos en una época en la que podemos ver a los padres participar de forma más activa y abierta en el cuidado y crianza de los hijos. Atrás han quedado esos estereotipos anticuados que señalaba que la madre era la única encargada y responsable, y hoy vemos cómo se trabaja en equipo.

Sin embargo, a veces las mamás seguimos actuando como si solo fuera nuestra responsabilidad y hacemos un poco de lado a los papás, y sin darnos cuenta, ésto puede afectar de forma negativa. Un estudio reciente encontró que la opinión de la madre sobre el papel de papá durante los primeros días de crianza con el bebé influye en su estilo de crianza en el futuro.

La participación de papá en la crianza

Está comprobado que la participación de papá en el cuidado de los hijos tiene muchos beneficios: los bebés duermen mejor cuando ambos padres se involucran en la crianza y además pueden aprender más rápido.

Hace algún tiempo compartíamos los resultados de una encuesta en la que se les hacían distintas preguntas a los hombres acerca de su papel como padres y una de ella incluía su sentir acerca de la crianza que compartían con sus parejas.

Del total de padres que participaron, el 40% de ellos afirmaba que le gustaría participar más en la crianza de sus hijos, pero siente que su pareja interfiere en su participación, mientras que el 43% opinaba que su pareja ejercía demasiado control de la crianza.

Lo que refleja que muchos de ellos, se sentían como un personaje secundario o sentían que se les excluía de participar de forma activa con sus hijos, lo que va un poco de la mano con los resultados del estudio que a continuación compartiré.

Cómo influye la opinión de la madre en la crianza del padre

Papa Abrazando Bebe

Publicado en el Journal of Child and Family Studies, el estudio analizó la influencia de las opiniones de la madre acerca de los primeros días como padre de su pareja, en la futura forma de crianza de sus hijos.

Encontraron que la forma en cómo reaccionan las madres acerca de las primeras interacciones del papá con el bebé podría afectar de manera negativa en la calidad de crianza que éstos le den a sus hijos en el futuro.

A través de encuestas realizadas a los padres cuando sus bebés tenían tres y nueve meses de edad, se les preguntó que tan abierto o cerrado sentían el acceso que le daban las madres cuando se trataba de su participación en el cuidado de sus hijos.

Después, los investigadores midieron la calidad de la crianza de los padres al observarlos interactuar con sus hijos durante unos minutos, cuando los bebés tenían tres meses y nuevamente a los nueve meses. Se midió la respuesta de los padres basándose en cómo respondían a los gestos y expresiones de los niños, qué tanto se involucraban con ellos y cuánto le sonreían y hablaban en un tono afectivo.

Se encontró que los padres que no hacían un buen papel o tenían una crianza que no era la más cercana o de mejor calidad a los nueve meses de vida de su bebé, se habían sentido criticados por su pareja acerca de su capacidad de crianza seis meses antes.

Este tipo de comportamiento en el que las madres limitaban la participación de los padres con los hijos lo denominaron "maternal gatekeeping", lo que podría traducirse como "control de acceso" por parte de las madres.

En una nota de prensa emitida por la Universidad de Ohio, Lauren Altenburger, autora del estudio y estudiante de doctorado en ciencias humanas en dicha universidad, declara lo siguiente:

"El comportamiento de las madres puede moldear cómo interactúan los padres con sus hijos. Las madres pueden no estar conscientes de cómo sus críticas hacia ellos podría influenciar de forma negativa la crianza de los padres", comenta.

Por su parte, Sarah Schoppe-Sullivan, otra de las autoras del estudio y profesora en la misma universidad, comenta que los resultados del estudio reflejan que en nuestra sociedad, las madres aún tienen el mayor poder e influencia cuando se trata de educar a los hijos: "Muchos padres podrían ser más vulnerables a las críticas que las madres, porque aún hay muy poco apoyo para que los padres sean activos".

Los investigadores concluyen y recomiendan que ambos padres necesitan apoyarse mutuamente durante los primeros meses de crianza de sus hijos, y que la transición a la paternidad/maternidad es una época desafiante para ambos porque aún están definiendo sus identidades como padres.

Recordemos que nadie nace sabiendo ser padre o madre, así que lo mejor es hacer equipo, apoyarse mutuamente y no criticar, sino alentar a mejorar cuando se trate de la crianza y cuidado de los hijos.

Fotos | iStock
Vía | ScienceDaily
En Bebés y más | Papás modernos: así es como se sienten los hombres acerca de la paternidad actualmente

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio